viernes, 3 de octubre de 2014

Los 12 utensilios básicos para hacer cupcakes

1 robot de cocina batidora o varillas eléctricas y varillas manuales: Para el bizcocho:
Algunos cupcakes se pueden hacer con varillas manuales (por ejemplo, los de terciopelo rojo o los de zanahoria), pero por lo general se usan batidoras o unas varillas eléctricas. Para las cremas: siempre se preparan con la batidora eléctrica, nunca con las varillas manuales, ya que con estas el resultado no sería el que se debe obtener. Además, la textura de una buena crema tiene que ser suave, esponjosa y a la vez consistente, y eso se consigue con la batidora eléctrica y batiendo el tiempo que indica la receta.

2 Molde para cupcakes: estos moldes son charolas para hornear cupcakes o magdalenas son en forma metalica o de silicona estos moldes especiales para cupcakes son imprescindibles, ya que gracias a ellos los cupcakes conservan su forma y la masa no se desborda durante el horneado.

3 Capacillos de buena calidad: hay que tener siempre a mano unos capacillos  para cupcakes que sean bonitos y, además, de buena calidad. Debemos asegurarnos de que resisten bien la grasa, no se transparentan y no se despegan.

4 Dispensador de helados: este utensilio es mi mano derecha en la cocina. Con su ayuda, los cupcakes quedan perfectos. Nos ayuda a repartir la masa en las cápsulas de forma que queden todas llenas por igual, con la misma cantidad de masa.

5 Rejilla: se utiliza para que los cupcakes se enfríen mientras preparamos la crema que los cubrirá. Si en el momento de decorarlos todavía están templados, esperaremos un poco más para evitar el riesgo de que la crema se derrita.

6 Espátulas de acero inoxidable: sirven para cubrir los cupcakes dándoles un toque más rústico, con lo que quedan muy llamativos. ¡No solo de boquillas vive un cupcake!

7 Descorazonador de manzanas: con él podemos hacer un agujero perfecto en el centro del cupcake para rellenarlo con lo que más nos guste: cremas, mermeladas, siropes...

8 Mangas pasteleras desechables: son las más cómodas. Son de plástico y las hay de varios tamaños. Se les pone la boquilla escogida, se rellenan con la crema y… ¡a decorar! Luego no hace falta lavarlas. Para decorar con otra crema usamos una nueva manga.

9 Boquillas de acero inoxidable: imprescindibles para cubrir los cupcakes de una forma divertida y vistosa. Las hay de muchas formas y tamaños, lo importante es que sean de buena calidad y aprender a manejarlas sin miedo. Las de estrella ancha y abierta son de las más bonitas.

10 Cucharas medidoras: no pueden faltar en ninguna cocina. Además de útiles y cómodas, hay modelos preciosos. Vienen en sets formados por las medidas de una cucharada, una cucharadita, media cucharadita y un cuarto de cucharadita. Así sabemos que la medida siempre será la correcta.

11 Tamizador: es imprescindible pasar los ingredientes secos por un tamiz para quitarles los grumos. Además al tamizarlos aportamos aire a la masa, y esto hace que los cupcakes queden más esponjosos y tiernos. Para hacer las cremas, siempre hay que tamizar el azúcar glas para que quede lo más fino posible.

12 Rodillo para fondant: sirve para estirar el fondant y darle el grosor deseado antes de cortarlo con los moldes elegidos para decorar los cupcakes.